Manometría y PHmetría

¿En qué consisten estos estudios?
La manometría consiste en la medición de la presión dentro del esófago, el estomago y la unión entre ambos órganos, llamado esfínter esofágico inferior.

La pHmetria sirve para medir el grado y la cantidad de acido que sube del estomago al esófago durante un periodo de 24 o hasta 48 horas.

¿Qué preparación se necesita y cómo se llevan a cabo?
Para la realización de ambos estudios es necesario que el paciente este en ayuno.

Generalmente es necesario hacer una manometria antes de llevar a cabo una pHmetria. Para este ultimo estudio, también es necesario suspender cualquier tratamiento antiácido, hasta por 1 semana antes del mismo.

Para la manometria, se coloca una sonda especial a través de la nariz, que se pasa hasta el estomago. Esta sonda es muy delgada (menor a un lápiz). Posteriormente el paciente se recuesta sobre su lado izquierdo. Se le dan mínimas cantidades de agua a tragar y se va extrayendo lentamente la sonda, hasta que se saca completamente. El estudio dura aproximadamente 15 minutos.

Para la pHmetria, se coloca un cable delgado con un electrodo en su extremo a través de la nariz, que queda colocado en el esófago por arriba del esfínter esofágico inferior.

Una vez colocado se deja en posición por 24 horas, durante las cuales el paciente puede seguir su vida normal, incluyendo comida y actividades. El cable está conectado a una grabadora que se coloca en un cinturón. El paciente debe registrar en un botón de la grabadora, cada vez que sienta acidez o agruras.

A las 24 horas, se le saca el cable al paciente y se descarga la información de la grabadora.

En la actualidad también es posible colocar una especie de capsula que también mide la acidez, dentro del esófago, pero que no va conectada a ningún cable, por lo que es menos molesta. Con este aparato es posible medir la acidez hasta por 48 horas. El inconveniente es que es necesario colocarla bajo sedación con endoscopia.

¿Cuándo esta indicado llevar a cabo estos estudios?
La manometria debe usarse siempre antes de cirugía de hernia hiatal y reflujo gastroesofagico. También puede usarse después, para determinar si la cirugía fue adecuada. Es el estudio diagnostico de elección cuando se sospechan enfermedades de la movilidad del músculo del esófago, como; acalasia, esófago en "cascanueces", espasmo esofágico difuso o esclerodermia, entre otros.

La pHmetria está indicada cuando el paciente tiene mucha acidez y los hallazgos por endoscopia no coinciden con los síntomas del paciente. También puede usarse cuando el paciente no responde al tratamiento antiácido habitual o cuando el paciente tiene síntomas atípicos de la enfermedad por reflujo gastroesofagico, como tos o ronquera crónica y algunos casos de asma de difícil control.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?
Las complicaciones con estos métodos son extraordinariamente raras y casi podría decirse que no existen.

En casos excepcionales, el paciente puede tener sangrado de la nariz, molestias en la garganta o nauseas, sin embargo, ninguno de estas molestias es suficiente para no realizar el estudio.
 

Próximos eventos

Artículos recientes