Pólipos

¿Qué es un pólipo?
Un pólipo es una lesión que semeja un hongo y que puede crecer en cualquier órgano del tubo digestivo, aunque son con mucho, más frecuentes en el intestino grueso o colon. Existen de varios tipos, aunque todos son similares; incluso hay algunos que son llamados "planos" ya que aunque el tejido es igual al de los otros pólipos, no tienen forma de hongo.

Se desconoce con exactitud que los provoca, aunque en el colon, su presencia está directamente en relación a una dieta alta en grasas y baja en fibra. En general se presentan en pacientes mayores de 50 años.

En algunos pacientes existen factores claramente genéticos, por lo que desarrollan pólipos múltiples, independientemente de su dieta y generalmente a edades menores. Estos padecimientos se llaman Síndromes de Poliposis Múltiple y existen varios tipos. En algunos casos se trata de pólipos que evolucionan a cáncer, mientras que en otros casos, son pólipos de tipo benigno.

¿Porqué es importante saber acerca de los pólipos?
La importancia de saber acerca de los pólipos es que algunos de ellos evolucionan hacia cáncer y que por lo tanto, si se eliminan, se puede evitar el cáncer, en especial de colon y recto, aunque también en algunos casos en pólipos de estómago o intestino delgado.

También es importante saber si hay familiares con pólipos ya que puede tratarse de uno de los Síndromes de Poliposis mencionados antes.

¿Qué síntomas producen los pólipos?
En general, los pólipos no producen ningún síntoma, excepto cuando son muy grandes o múltiples, en cuyo caso pueden sangrar u obstruir el intestino. A veces el sangrado es tan escaso pero continuo, que sólo se sospecha por la presencia de anemia que no se puede explicar de otra manera. Por este motivo es importante diagnosticarlos antes de que produzcan síntomas.

¿Cómo se diagnostican los pólipos?
El mejor estudio para detectar pólipos es la endoscopía de tubo digestivo alto y la colonoscopía, dependiendo de en qué órgano se sospeche que se encuentra, o ambos estudios como parte de un check-up.

Otros estudios como el colon por enema (radiografía) sin incapaces de diagnosticar pólipos pequeños (menores a 1cm).

Cuando se encuentran pólipos, es posible removerlos durante el mismo procedimiento y ver de que tipo son.

¿Qué consecuencias pueden tener los pólipos?
La consecuencia más importante de tener pólipos es el desarrollo de cáncer, especialmente en colon y recto. Algunos pólipos son benignos y no predisponen a cáncer, aunque hay que eliminarlos por los síntomas que producen, como la mayoría de los de estómago e intestino delgado y los que se presentan en niños.

Próximos eventos

Urgencias
Centro Médico ABC
 
52.30.81.61 Observatorio
11.03.16.66 Santa Fe