ESEN  +52(55) 5230 8000 Observatorio | +52(55) 1103 1600 Santa Fe
cervicouterino

Cáncer cervicouterino: el único cáncer prevenible

El cáncer cervicouterino ocupa el segundo lugar como causa de muerte en México desde 2006, sobrepasado por el cáncer de mama. Todo ello gracias a las campañas de prevención oportuna y la vacunación VPH (virus papiloma humano). Aunque todavía 4 mil mujeres mueren cada año por una enfermedad prevenible y curable. A lo largo de su vida, 1 de cada 10 mujeres mexicanas fallecerá por esta enfermedad.

Cuando decimos que es una enfermedad prevenible, estamos informando a las mujeres mexicanas que con la prueba de Papanicolau (TPN) y la detección de VPH, podemos detectar infección o cambios precancerosos en el cuello uterino de forma oportuna y evitar el desarrollo del CACU.

Es el único cáncer prevenible 100% con las siguientes acciones  en nuestro cuidado:

  1. Vacunación VPH.
  2. Uso de condón.
  3. Evitar consumo de tabaco.
  4. Detección oportuna lesiones precancerosas.

El VPH es un virus muy común que se trasmite de persona a persona (indistintamente del género) y en la mayoría de la población desaparece solo o es asintomático (principalmente en varones). Sin embargo, hay algunos serotipos (subpoblaciones de virus VPH) que son más agresivas y tienen mayor tendencia a desarrollar cáncer. Para estas subpoblaciones agresivas se han desarrollado las vacunas. “8 de cada 100 personas se infecta por VPH, sin embargo, sólo en 1/1,000 la infección persiste y pudiera desarrollar cáncer”.

¿Cuándo y cada cuánto debo realizar revisiones y TPN?

El primer estudio debe realizarse a los 21 años de edad o a los 18 años, si se han iniciado relaciones sexuales. Si los resultados son normales, se puede esperar tres años. Y análisis de infección de VPH entre los 35 y 65 años cada 5 años.

¿Cuándo dejar de realizar revisiones periódicas?

La edad no es indicativo, si se han realizado revisiones periódicas puede suspenderse a partir de los 65 años y acudir al ginecólogo ante cualquier signo o síntoma de alarma (sangrado vaginal). También se suspenden dichas revisiones cuando se extirpa el útero por causas benignas (fibromas).

Los factores de riesgo que favorecen CACU o desarrollo de VPH a CACU:

  • Tabaquismo
  • Infección transmisión sexual (herpes, chlamydia, VIH)
  • Uso de anticonceptivos hormonales orales
  • Número elevado de embarazos
  • Déficit nutricional
  • Inicio vida sexual sin protección en la adolescencia

El tratamiento del CACU depende de la etapa del diagnóstico, y en México, seis de cada diez pacientes se diagnostican en etapas avanzadas. El tratamiento en etapas tempranas, cirugías localizadas, es curativo y permite conservar el útero por si desean tener más hijos. Sin embargo, en etapas avanzadas es necesario tratar a las pacientes con quimioterapia y radioterapia conjunta, seguida de braquiterapia. Este tratamiento alcanza una probabilidad de éxito a cinco años alrededor del 38%. Por ese motivo es importante administrar radioterapia conformal 3D o IMRT junto con braquiterapia de alta tasa 3D para disminuir el riesgo de efectos secundarios crónicos. En el ABC se dispone de toda la tecnología que permite minimizar el riesgo de complicaciones.

 

Dra. Dolores de la Mata

Jefe de radioterapia Centro de Cáncer ABC.

 

Información sobre el autor

Centro Médico ABC

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.