Clínica de Nutrición ABC

En la Clínica de Nutrición usted podrá , con la ayuda de un equipo multidisciplinario (nutriólogas conjuntamente con diversos especialistas médicos), establecer un manejo dietético integral individualizado de los diferentes padecimientos relacionados con trastornos de la nutrición, así como establecer los parámetros y hábitos de alimentación idóneos para el control de enfermedades relacionadas con el tipo de dieta.

Nunca es tarde para corregir malos hábitos de alimentación y con ello, mejorar nuestra calidad de vida.

¿Sabía usted que?

El sólo hecho de reducir el sobrepeso puede disminuir la presión arterial, el riesgo de enfermedades cardíacas y en muchos casos accidentes cerebro-vasculares (trombosis, embolias, hemorragias).

Una dieta baja en grasas animales (saturadas: lácteos, cerdo y embutidos) y con un contenido adecuado de grasas de origen vegetal (poliinsaturadas: aceite de oliva, nueces, almendras y aceite vegetal en general) previenen las enfermedades vasculares controlando los niveles de colesterol.

Una dieta con el adecuado aporte de calcio previene el riesgo de padecer osteoporosis, eliminando la necesidad de tomar suplementos de dicho mineral.

El consumo habitual de algunas verduras puede disminuir en forma significativa el riesgo de cáncer.

La preferencia en el consumo de carbohidratos complejos sobre los simples, disminuye el riesgo de obesidad, diabetes y facilita la digestión de los alimentos.

La toma de abundantes líquidos en la dieta ayuda en la digestión, disminuyendo molestias abdominales y contribuyendo en forma sustancial al adecuado funcionamiento digestivo.

El consumo adecuado de frutas y verduras en la dieta, provee al organismo de suficientes elementos vitamínicos para la vida diaria que hacen innecesario el aporte de suplementos adicionales.

En la actualidad, se ha demostrado que existen elementos tales como los Omega 3 que pueden ser adquiridos a través de la dieta y cuya acción favorece el adecuado metabolismo de las grasas con efectos benéficos demostrados sobre el envejecimiento.

Nuestra dieta debe ser individualizada de acuerdo a la edad, talla, peso, actividad y estilo de vida de cada uno, para contribuir así al manejo de enfermedades específicas y cálculo de los requerimientos nutricionales idóneos.

Existen mitos acerca de la necesidad de consumir proteínas artificiales en las personas que realizan ejercicio; sin embargo, una dieta balanceada y calculada específicamente para estos casos, no sólo es suficiente, sino es más sana y carece de los efectos secundarios que pueden llegar a producir el consumo de estos suplementos en exceso.

Lo que para algunos pacientes puede ser bueno, a otros les puede ser perjudicial, por lo que el manejo dietético profesional es indispensable para obtener un rendimiento óptimo en la vida diaria.

Todos conocemos el hecho de que nuestra alimentación repercute directamente sobre el estado de salud; sin embargo, en pocas ocasiones entendemos que la adecuada combinación de los alimentos en la misma, no sólo mejora la salud sino puede prevenir el desarrollo de enfermedades y en otros casos, ayudar a controlarlas, por lo que al diseñar una dieta personalizada se pueden evitar daños y solucionar problemas.

Adicionalmente puede consultar en esta Clínica, el manejo dietético de los siguientes padecimientos:

  • Diabetes
  • Hipoglicemia
  • Gota
  • Hipertensión arterial
  • Problemas hepáticos y renales
  • Hiperlipidemias
  • Trastornos gastrointestinales
  • Otros problemas metabólicos, etc.

 

Así mismo, podemos asesorarle y diseñarle la dieta apropiada durante el embarazo y la lactancia.

Finalmente, podemos asesorarle sobre el adecuado manejo de trastornos y enfermedades relacionados directamente con una nutrición inapropiada:

  • Sobrepeso
  • Obesidad
  • Desnutrición
  • Bulimia
  • Anorexia

Artículos recientes

Próximos eventos